12 puntos para vivir el Año de la Misericordia

1.Contemplar el misterio de la misericordia: Dios es compasivo y misericordioso.

2. Recibir la gracia del perdón: Dios nunca se da por vencido y perdona nuestros pecados.

3. La Puerta Santa de los templos jubilares se abre para que entremos por ella en la Iglesia con nuevo entusiasmo y proclamemos la fe con convicción.

4. Las parroquias y comunidades deben ser oasis de misericordia en medio del mundo

5. Cada cristiano ha de ser misionero de la misericordia.

6. Impulsar las peregrinaciones para fortalecer nuestra peregrinación interior.

7. Practicar las obras de misericordia corporales y espirituales.

8. Vivir la Cuaresma con intensidad, para celebrar y experimentar la misericordia y el perdón de Dios, para renovar nuestra identidad bautismal.

9. Secundar la iniciativa “24 horas con el Señor”, la adoración y el sacramento de la reconciliación.

10. Recibir la indulgencia que nos ofrece el poder de Dios, capaz de deshacer el pecado, sus cicatrices, heridas y penas.

11. Dejar que Dios cambie el corazón, cambiar de vida.

12. Orar con María, Madre de Misericordia, acoger su protección, pedir su mediación. Año Jubilar de la Misericordia 1

Anuncios